$95.000

Descripción
  • Incluye empaque de lujo con mensaje personalizado
  • Incluye cadena de acero de 45cm
  • Ammonite, también llamada ammonoidea o amonita, no se trata de un mineral o piedra, sino del fósil de un molusco que existió hace unos 400 millones de años. Como todos los fósiles, el ammonite es relacionado con la eternidad, el proceso de regresión hacia las vidas pasadas y el quinto elemento del Hinduismo: el akasha o éter (la esencia de todas las cosas). Geológicamente, el ammonite es considerado una gema orgánica, que en su composición puede contener trazas de distintos minerales como aragonito, calcita, pirita, hierro, y aluminio, entre otros. Antiguas leyendas relacionan al ammonite con la draconite, un extraño elemento que se creía era extraído del cráneo de los dragones y proporcionaba protección a su portador, además de incrementar su valor. En otras historias, se le llama piedra de la víbora (en alusión a su apariencia).

    Es empleada por practicantes modernos del Feng Shui para atraer la prosperidad, obtener un flujo favorable de chi (energía vital) y armonizar el campo energético de una estancia. Los seguidores de la Nueva Era resaltan que el diseño de este elemento involucra los principios de la geometría sagrada, especialmente la proporción áurea (vínculo existente entre dos segmentos de una recta, que proporcionan simetría y belleza). Asimismo, se le asocia con el signo zodiacal Capricornio, y la estimulación de los chakras primero (Muladhara/ centro base o raíz), y sexto (Anja/ centro energético del entrecejo/ Tercer Ojo). Otras propiedades atribuidas al ammonite, incluyen reforzar la seguridad interna (vinculada al primer chakra)