Descripción

Signo zodiacal: Virgo, Sagitario y Capricornio.    Chakra: Quinto – Garganta.

La turquesa se considera por encima de todo una piedra protectora. Está indicada especialmente para los viajeros que acuden a zonas de inestabilidad política. Sirve para atraer nuevas amistades y conseguir un carácter alegre y sereno. Estimula la belleza. Está indicada para personas demasiado emotivas y ansiosas ya que ayuda a mantener el equilibrio emocional y al crecimiento personal. Favorece la autorrealización eliminando cualquier intento de destrucción de uno mismo. Ayuda a tener creatividad a la hora de solucionar los problemas difuminando los agobios y las inseguridades. Protege contra el mal de ojo, los hechizos malignos y cualquier tipo de magia negativa que se dirija hacia uno mismo.

En el aspecto físico, ayuda a regenerar los tejidos y potencia el sistema inmunitario por lo que llevar collares con piedras turquesas puede resultar muy útil en casos de cáncer. Favorece la absorción de los nutrientes, así que es muy recomendada en casos de anorexia, y alivia las infecciones producidas por virus. Alivia los calambres y el dolor. Está especialmente indicada en casos de afecciones respiratorias: afonía, amigdalitis, difteria, bronquitis, asma, etc. También es muy útil con los problemas oculares.

 

Fuente: La energía de las piedras