Descripción

Signo zodiacal: Aries, Leo y Sagitario.    Chakra: Primero – Raíz, Cuarto – Corazón.

Es el símbolo de la sangre, la circulación y la pasión. Con su profundo color rojo, recuerda al fuego abrazador. Promueve al amor físico y espiritual, colocando a ambos en armonía junto con el corazón. El Rubí es excelente para activar las energías e imparte vigor a la vida, energetiza y equilibra. En meditación se usan las variedades opacas, sirviendo de estimulantes emocionales en momentos de depresión o indiferencia, ayuda a canalizar los sentimientos.

En la antigüedad los rubíes eran pensados como proveedores de una energía estimulante para combatir letargo y enfermedades. Según los hindúes es la reina de las piedras preciosas. En civilizaciones antiguas como las que hay en Birmania, es necesario insertar la piedra en la piel, para que forme parte del cuerpo de su dueño. Los que la llevan de esta manera, tienen la certeza absoluta de que ninguna influencia negativa los puede alcanzar.

Fortalece el corazón, activa la circulación de la sangre y ayuda en los trastornos menstruales. Activa el sistema inmunológico. Es útil para tratar la baja presión, afecciones de los ojos, estados febriles, cólicos, infecciones virulentas, espasmos y gota. De acuerdo al color que posea (ya que existen variedades más pálidas y amarillentas), se lo utiliza como estimulante del apetito y regulariza disfunciones como la anorexia y la anemia. Cura el insomnio y fortalece la memoria. 

 

Fuente: El poder de los cuarzos